Inyección subcutánea de triamcinolona y lidocaína para prevenir la neuralgia postherpética [GRADE] (YouTubE)

julio 10, 2018

                Grabación en YouTube de la presentación


El herpes zóster es una infección causada por el virus de la varicela-zóster, que queda acantonado e inactivo en el sistema nervioso, principalmente en el área del nervio trigémino y el ganglio espinal, pudiendo ocasionar la inflamación de los mismos y dar lugar a la neuralgia postherpética (NPH), uno de los dolores más intensos e incapacitantes. Los mejores datos de incidencia en pacientes mayores provienen del grupo de placebo de un gran ensayo aleatorizado, publicado en 2005, que evaluó la vacunación contra el virus varicela-zóster. De los 334 pacientes de 60 a 69 años de edad que desarrollaron herpes zóster, y fueron seguidos durante una mediana de 3,1 años, la NPH se presentó en 23 (6,9%). En contraste, entre 308 pacientes de 70 años o más que desarrollaron herpes zóster, la NPH se presentó en el 308 (18,5%).

Se han probado diferentes tratamientos para prevenir la inflamación que da lugar a la NPH, como la administración epidural de corticoides y un anestésico local; pero en varios estudios de diferentes autores se concluye que existe riesgo de aracnoiditis. Por esta razón Jiaxiang Ni y col diseñaron e implementaron un ensayo clínico con esos principios activos, pero utilizando la vía subcutánea.

Dado el interés del tema y el bajo cote, Raquel Martín[1] y Marta de Miguel[2] han llevado a cabo una evaluación GRADE del mismo, cuyo resultado hemos puesto a disposición de los lectores también en evalmed.es


[1] Raquel Martín Jiménez. En el momento de la evaluación, R-1 de Medicina de Familia. Centro de Salud Zona Norte (Cáceres)

[2] Marta de Miguel Enrique. En el momento de la evaluación, R-1 de Medicina de Familia. Centro de Salud Zona Centro (Cáceres).


Texto: Galo Sánchez

Anuncios

Programas Incentivación abandono tabaco vs Usual (GRADE Nudge 4)

junio 25, 2018

El hábito tabáquico es la primera causa evitable de mortalidad en el mundo desarrollado y es, precisamente, su condición de ser prevenible la que anima a su control. Además es una condición adictiva y sabemos que la intervención sobre el tabaquismo es considerada más eficiente que otras actividades preventivas y asistenciales. En efecto, más del 75% de los fumadores actuales de EE. UU. desean dejarlo. El 45% lo deja al menos un día al año, y las políticas antitabaco, nuevos fármacos, y programas de modificación de la conducta ofrecen promesas para ayudarlos. Sin embargo, sólo el 2-3% de los fumadores alcanzan una prolongada abstinencia anualmente. Por tanto, probar experimentalmente nuevos programas de salud que mejoren las actuales tasas de efectividad para dejar el tabaco, constituye una actividad de primera magnitud sanitaria, contrariamente a la puesta en marcha de intervenciones con buena voluntad, pero no probadas.

Con el propósito de someterlo a prueba, Halpern y col publicaron en 2018 el diseño e implementación de un novedoso ensayo clínico, tras aleatorizar a 2700 interesados en dejar de fumar a un grupo de cuidado habitual o a 5 grupos de incentivación económica. La novedad se debe a que nunca hasta ese momento se había probado la combinación 2 x 2 de dos esquemas (individuo-grupo, recompensa-depósito previo) dando lugar a cuatro grupos de incentivación, en cada uno de los cuales interaccionan varias teorías de psicología social con varios esquemas modificadores del efecto.

Dado el interés del tema, Marta de Miguel[1] y Raquel Martín[2] han llevado a cabo una evaluación GRADE del mismo, cuyo resultado  hemos puesto a disposición de los lectores en evalmed.es


[1] Marta de Miguel Enrique. En el momento de la evaluación, R-1 de Medicina de Familia. Centro de Salud San Jorge (Cáceres).

[2] Raquel Martín Jiménez. En el momento de la evaluación, R-1 de Medicina de Familia. Centro de Salud Zona Norte (Cáceres)

Texo: Galo Sánchez, Oficina de Evaluación de Medicamentos del SES


¿Hay una pandemia de déficit de Vitamina D, o puede haber una equivocada interpretación de la Cantidad Diaria Recomendada por el Instituto de Medicina de EE.UU.?

junio 19, 2018

A tenor del aumento de solicitudes de screening de 25-hidroxivitamina D en sangre y de la prescripción de suplementos de Vitamina D, ¿es que hay una pandemia de déficit de Vitamina D, o puede haber una equivocada interpretación de la Cantidad Diaria Recomendada por el Instituto de Medicina de EE.UU.?  Y, con independencia de ello, ¿están previniéndose fracturas de cadera y fracturas no vertebrales con los suplementos de Vitamina D con o sin la adición de Calcio?

Dado el interés del tema, Alicia Espinosa[1] y Asunción Bacaicoa[2] han llevado a cabo un Reanálisis GRADE de la revisión recientemente publicada de Zhao et al.

El resultado de este reanálisis la hemos puesto a disposición de los lectores en evalmed.es


[1] Alicia Espinosa González. R-4 de Medicina de Familia. Centro de Salud Zona Norte (Cáceres) en el momento de la evaluación

[2] Asunción Bacaicoa López de Sabando. Médico de Familia. Centro de Salud Zona Norte (Cáceres)

Texto: Galo Sánchez, Oficina de Evaluación de Medicamentos del SES


Tres recomendaciones (prescriptivas) para una misma pieza de evidencia (descriptiva)

junio 5, 2018

Las frases como “la evidencia recomienda” constituyen un tipo de metonimia, un recurso literario (retórico) que toma el todo por la parte, la causa por el efecto, el conjunto por un miembro, o viceversa. Los que han nacido cuando la metonimia es ubicua y tienen dificultades para buscar el sujeto original de la frase que pretendió embellecerse literariamente, pueden incurrir en errores metonímicos, confundiendo el titular con su sustituto.

De la misma manera que la ciencia, la matemática, la tecnomedicina no son personas, sino tratados de una tradición dinámica y acumulativa, y no pueden, por tanto, actuar, preferir ni moralizar, al término “la evidencia” (referida a las pruebas experimentales u observacionales), le sucede lo mismo. La evidencia no recomienda nada. Es un agente moral el que, sobre la base de la descripción de las pruebas, dice o recomienda. De modo que quien recomienda no es la ciencia sino un agente recomendador. La recomendación, por tanto, es una práctica técnica y ética que hace un recomendador, y por ello, tal como puede mostrarse mediante la aplicación formal de un razonamiento práctico, la recomendación es la acción intencional o conclusión. El análisis y la reflexión mediante el planteamiento formal del razonamiento nos permite descubrir la verdad práctica de la premisa mayor, de la premisa menor (sólo uno de cuyos contenidos es la validez de la evidencia), y de la conclusión.

En abril de 2017 Sawaya publicó un artículo editorial que hacía una crítica constructiva sobre el hecho de que tres estamentos de profesionales en Estados Unidos habían formulado tres recomendaciones distintas respecto a una misma pieza de evidencia. Los tres estamentos son: el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF), el Colegio Americano de Médicos (ACP) y la Asociación Americana de Obstetricia y Ginecología (ACOG).

Dado el interés del contraste, y el aprendizaje que de ello se deriva para no incurrir en un inadvertido error de metonimia, Carmen Blázquez[1] ha hecho una traducción al español del artículo, y lo hemos puesto a disposición de los lectores en Evalmed.

Si algún/a lector/a quiere recordar o aprender a elaborar formalmente un razonamiento práctico, hemos concebido y elaborado un resumen, con el título “Apuntes para navegantes sanitarios sobre el Razonamiento Práctico”, cuya presentación para uno de nuestros módulos de formación puede encontrarse aquí: http://evalmedicamento.weebly.com/med-reflexiva/apuntes-para-navegantes-sanitarios-sobre-el-razonamiento-practico-galo-a-sanchez-y-antonio-montano

También hemos hecho una videograbación narrada, con inflexiones de voz y explicaciones adicionales, para facilitar la comprensión, que puede descargarse desde aquí: https://youtu.be/vKycZaC88Mc

[1] Cármen Blázquez Vázquez. Médico de Familia. Área de Don Benito-Villanueva


Texto: Galo Sánchez, Oficina de Evaluación de Medicamentos del SES


Evaluación GRADE del ECA: Efectos tromboembólicos y hemorrágicos de edoxabán frente a dalteparina en pacientes con tromboembolismo venoso asociado a cáncer activo

mayo 18, 2018

El tromboembolismo venoso (TEV) es un problema de salud significativo en la población general, pero especialmente en pacientes con cáncer. Tras su incidencia, el TEV asociado a cáncer es una complicación muy frecuente y constituye una de sus principales causas de morbimortalidad, siendo además mayor la probabilidad de trombosis recurrente y de sangrado en el paciente oncológico. Su aparición ensombrece el pronóstico de la enfermedad oncológica tanto a corto como medio plazo llegado a duplicar la probabilidad de muerte al año. La evidencia sugiere que el cáncer en sí mismo está asociado con un estado de hipercoagulabilidad, impulsado en parte por la liberación de factores procoagulantes del tejido maligno, como el factor tisular, así como por la activación de las células endoteliales, plaquetas y leucocitos impulsada por la inflamación.

En estudios que incluyen pacientes con cáncer y enfermedad tromboembólica venosa, las heparinas de bajo peso molecular han mostrado, frente a los antagonistas de la vitamina K, disminuir la tasa de recurrencias de eventos tromboembólicos, con similar riesgo de sangrado, por ello las guías de práctica clínica recomiendan tratamiento con heparinas de bajo peso molecular en estos pacientes.

Sin embargo, se desconoce su efectividad más allá de los 6 meses, y sus inconvenientes, al precisar vía de administración subcutánea. Para averiguarlo, los investigadores diseñaron y llevaron a cabo el ensayo clínico Housaki VTE Cancer Trial, un estudio que compara edoxabán oral diario frente dalteparina subcutánea diaria, en tratamiento y seguimiento de 12 meses.

Dado el interés del tema, Eduardo Ceballos [1] ha hecho una evaluación GRADE de este ensayo clínico, acompañada de una revisión de todos los ensayos clínicos que han comparado entre sí los tres tipos de anticoagulantes (AVK, HBPM y NACO de acción directa) en pacientes con TEV asociado a cáncer, cuyo resultado hemos puesto a disposición de los lectores en evalmed.es,

[1] Eduardo Ceballos Barbancho. Servicio de Oncología Médica. Complejo Hospitalario de Cáceres.


Texto: Galo Sánchez, Oficina de Evaluación de Medicamentos del SES


Guía española de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (GesEPOC) 2017. Tratamiento farmacológico en fase estable

mayo 2, 2018

1.jpg

La guía GesEPOC 2017 ha contado con la participación del Servicio de Neumología del Complejo Hospitalario Universitario de Cáceres

Resumen

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) presenta una gran heterogeneidad clínica, por lo que su tratamiento se debe individualizar según el nivel de riesgo y el fenotipo. La Guía española de la EPOC (GesEPOC) estableció por primera vez en 2012 unas pautas de tratamiento farmacológico basadas en fenotipos clínicos. Estas pautas han sido adoptadas posteriormente por otras normativas nacionales, y han sido respaldadas por nuevas evidencias publicadas desde entonces. En esta actualización 2017 se ha sustituido la clasificación de gravedad inicial por una clasificación de riesgo mucho más sencilla (bajo o alto riesgo), basándose en la función pulmonar, el grado de disnea y la historia de agudizaciones, y se recomienda la determinación del fenotipo clínico únicamente en pacientes de alto riesgo. Se mantienen los mismos fenotipos clínicos: no agudizador, EPOC-asma (ACO), agudizador con enfisema y agudizador con bronquitis crónica. La base del tratamiento farmacológico de la EPOC es la broncodilatación, y también es el único tratamiento recomendado en pacientes de bajo riesgo. En los pacientes con alto riesgo se añadirán diversos fármacos a los broncodilatadores según el fenotipo clínico. GesEPOC supone una aproximación al tratamiento de la EPOC más individualizado según las características clínicas de los pacientes y su nivel de riesgo o de complejidad

La guía también está disponible en inglés: Spanish COPD Guidelines (GesEPOC) 2017. Pharmacological Treatment of Stable Chronic Obstructive Pulmonary Disease


 


Clinical Practice Guidelines for the Management of Hemorrhoids (2018)

abril 30, 2018

1.jpg

Publicada por la American Society of Colon and Rectal Surgeons  actualiza las últimas evidencias en todos los tratamientos dirigidos a resolver este problema de salud que es además uno de los más frecuentes en las consultas ambulatorias