Vacunas SARS-CoV-2, síndrome de Guillain-Barré y cáncer de esófago: tres cambios en la práctica clínica de UpTodate

current uptodate

 

Vacunas para prevenir la infección por SARS-CoV-2 (abril 2021)

  • Para los individuos que son elegidos para vacunarse de acuerdo a los criterios prioritarios de asignación locales, recomendamos la vacunación con COVID-19 (Grado 1B). La selección de la vacuna depende de la disponibilidad local.

Hay varias vacunas disponibles para prevenir la infección por el SRAS-CoV-2 en diferentes países. En los Estados Unidos, las vacunas de ARNm de COVID-19 BNT162b2 (vacuna de COVID-19 de Pfizer-BioNTech) y ARNm 1273 (vacuna de COVID-19 de Moderna) y la vacuna de vector de adenovirus de COVID-19 Ad26.COV2.S (vacuna de COVID-19 de Janssen) han recibido autorización de uso de emergencia [1-3]. Las vacunas de ARNm se administran en dos dosis intramusculares separadas por unas semanas; la vacuna de vector de adenovirus es una única dosis intramuscular. En grandes ensayos controlados con placebo, estas vacunas fueron muy eficaces para prevenir la COVID-19 confirmada en laboratorio, especialmente la enfermedad grave/crítica [4-6]. Los efectos adversos locales y sistémicos (dolor, fiebre, fatiga, cefalea) son frecuentes pero no suelen ser graves. Ad26.COV2. Se asocia con un riesgo extremadamente pequeño de trombosis con trombocitopenia, pero sus beneficios superan este raro riesgo [7]. (Véase “COVID-19: Vacunas para prevenir la infección por SARS-CoV-2“).

 

El segundo ciclo de IGIV no es beneficioso para los pacientes con síndrome de Guillain-Barré grave (abril 2021)

  • Para los pacientes con síndrome de Guillain-Barré tratados inicialmente con IGIV que muestran un mayor deterioro o no mejoran, sugerimos no volver a tratar con IGIV porque expone a los pacientes a riesgos adversos sin beneficio adicional (Grado 2C).

Para los pacientes con síndrome de Guillain-Barré (SGB) grave cuyos síntomas empeoran o no mejoran después de un curso de inmunoglobulina intravenosa (IGIV), a veces se ha administrado un curso repetido, a pesar del beneficio incierto. En un ensayo aleatorio de 93 pacientes con SGB y un mal pronóstico, los asignados a un segundo ciclo de IGIV (administrada de dos a cuatro días después de la finalización del primer ciclo) tuvieron una discapacidad similar pero más efectos adversos, incluyendo complicaciones tromboembólicas, que los asignados a placebo [8]. Basándonos en estos datos, sugerimos que no se vuelva a administrar un segundo ciclo de IGIV a los pacientes con SGB. (Véase “Síndrome de Guillain-Barré en adultos: Tratamiento y pronóstico”, sección “Recaídas“).

 

 Nivolumab postoperatorio tras quimiorradioterapia inicial para el cáncer de esófago (Abril 2021)

  • Para los pacientes con cáncer localizado de esófago o de la unión esofagogástrica que tienen enfermedad residual en la muestra quirúrgica después de la quimiorradioterapia inicial, sugerimos nivolumab durante un año (Grado 2B), aunque lo suspendemos si la enfermedad reaparece durante el tratamiento.

Los pacientes con cáncer localizado de esófago o de la unión esofagogástrica (EGJ) que son tratados con quimiorradioterapia neoadyuvante y tienen enfermedad residual en el momento de la resección siguen teniendo un alto riesgo de recidiva y muerte por cáncer, aunque se desconoce el tratamiento postoperatorio óptimo. En el ensayo CheckMate 577, que incluyó a casi 800 pacientes de este tipo, el nivolumab adyuvante durante un año duplicó la mediana de supervivencia libre de enfermedad en comparación con el placebo (22,4 frente a 11 meses) sin afectar negativamente a la calidad de vida relacionada con la salud [9]. Los beneficios se observaron en todos los subgrupos de pacientes (histología, localización, estadio de la enfermedad inicial y posterior al tratamiento) y no dependieron del estado del ligando de muerte celular programada-1. Los datos de supervivencia global aún no están maduros. Basándonos en estos resultados y en la morbilidad de la recidiva de la enfermedad, ahora sugerimos un año de nivolumab adyuvante para los pacientes con cáncer de esófago o EGJ resecado que tienen enfermedad residual en la muestra quirúrgica tras la quimiorradioterapia inicial. (Véase “Radioterapia, quimiorradioterapia, enfoques neoadyuvantes y terapia adyuvante postoperatoria para cánceres localizados de esófago”, sección “Después de la terapia preoperatoria“).

 

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor http://www.DeepL.com/Translator

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: