Cribado de cáncer tiroides, sobrediagnóstico y captura del regulador (Traducción del artículo de Gilbert Welch)

 

Hace pocos días, Gilbert Welch[1] ha publicado un corto artículo editorial titulado “Cribado de cáncer, sobrediagnóstico y captura del regulador”, en el que nos hace reflexionar sobre los efectos indeseables que puede tener algunas acciones que comenzaron con buena voluntad, utilizando el caso del cribado de cáncer de tiroides en Corea del Sur.

El autor nos presenta un gráfico que muestra la inalterada tasa de mortalidad por cáncer de tiroides entre 1975 y 2015 en Corea del Sur, a pesar de las grandes inversiones económicas en tecnología para detectar una “creciente incidencia de cáncer tiroideo” durante el mismo período. Es una más de las que nuestro grupo ha denominado Actividades Adiabáticas (que resumimos más abajo).

Entre las explicaciones de este fenómeno, Welch identifica la Captura del Regulador, término poco conocido en la práctica clínica diaria, de la que hemos añadido la definición que se hace en Wikipedia.

Dado el interés del tema, hemos traducido el artículo y lo hemos puesto a disposición de los lectores en evalmed.es


Actividades (sanitarias) adiabáticas

Es como dar un enorme salto sideral para caer en el mismo sitio. José Ortega y Gasset

Adiabático es un término griego utilizado en la termodinámica, compuesto por el prefijo “a” (no), y “diabasis” (atravesar), que alude a que la energía calorífica se mantiene en el interior sin atravesar las paredes para transmitirse al exterior. Un termo de café pretende ser una cuba adiabática, porque trata de mantener el café caliente dentro de la cuba interior, en virtud de la energía del movimiento cinético de sus moléculas, pero que no trasmite energía calorífica al exterior gracias a una o varias capas aislantes del calor. La energía interior no se transmite al exterior.

Son adiabáticas las actividades sanitarias que, basándose o no en pruebas, gastan internamente energía y recursos en el diseño y organización para producir un beneficio (reducir los riesgos basales), pero que no trasmiten ese beneficio externamente a los usuarios, es decir que no reducen los riesgos basales que importan a los usuarios, que motivaron el proyecto.

En un inexorable contexto de beneficios, riesgos añadidos, inconvenientes y costes, toda actividad que no produzca beneficios, deja expuesto al usuario sólo a los riesgos añadidos, así como a los inconvenientes. Así, un coste de oportunidad (en el numerador), cuyo balance de beneficios menos riesgos es cero (en el denominador), tiende a infinito. Y cuando el denominador es menor de cero, es inaceptable.


[1] Gilbert Welch, Lisa Schwartz y Steven Woloshin son los autores del libro “OVERDIAGNOSED:  Macking peole sick in the pursuit of heath” (SOBREDIAGNÓSTICO: Hacer que la gente enferme en la búsqueda de la salud). Beacon Press books. 2011. Boston

Texto de Galo Sánchez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: