El efecto Pigmalión traducido por evalmed

Según nos cuenta Galo Sánchez en 1966 dos investigadores, Robert Rosenthal y Lenore Jacobson llevaron a cabo un experimento consistente en practicar una prueba de inteligencia a niños de los cursos primero a sexto con el falso nombre de “Test de Harvard de Adquisición Conjugada”. Dijeron que la prueba era indicativa de la capacidad intelectual naciente o “acelerón”, cuando, en realidad la prueba sólo medía algunas aptitudes no verbales. A los maestros se les dijo que era de esperar que los alumnos que obtuvieran buenos resultados en el test tendrían avances sin precedentes en el transcurso del siguiente año. Lo cierto es que las pruebas no podían predecir tal cosa. Ocho meses después el grupo del “acelerón” había avanzado intelectualmente más que el resto y el cociente intelectual de los componentes del grupo del “acelerón” había aumentado significativamente, sobre todo los de primer y segundo curso. Había una asociación entre la expectativa del profesor y el rendimiento del alumno.

Este experimento considerado un clásico en la pedagogía infantil, pero que también vale para la formación continuada, en el efecto placebo y en el etiquetado de pacientes, ha sido traducido al castellano por la Oficina de Evaluación de Medicamentos del SES, y lo podéis encontrar en su web evalmed.es, en el apartado superando la intuición, donde encontraréis además otros artículos igualmente interesantes. También podeis descargarlo desde aquí:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: